La necrológica, sentida nota de Jorge Fernández Guerra (Director del Centro para la Difusión de la Música Contempoánea, cofundador de la revista Doce Notas) publicada en “la noticia” de docenotas.com, continúa en este texto que publicamos a continuación. Sirva este post para rendirle homenaje a la amiga y pedagoga que se nos fue ayer.

“…En los últimos doce años, Elisa Roche mantuvo su batalla por la modernización de la formación musical en varios modos, y uno de los más importantes fueron sus trascendentales artículos en esta revista, Doce Notas, que atesora una memoria decisiva del debate de estos años pasados y, de manera especial, de la extraordinaria lucidez y capacidad de análisis de Elisa Roche. Se ha ido, pues, además de todo lo dicho, una compañera de esta revista y una amiga impagable. Un antiguo alumno suyo, en una Laudatio merecidísima, decía que ‘resultaba difícil encontrar su rastro [más allá de] revistas un tanto underground, como 12 Notas…’ ¡Curioso! Aún recuerdo el célebre número 4 de Doce Notas, donde nos tirábamos al campo de batalla para defender lo que nadie quiso tras la lastimosa destitución del mejor equipo de reformadores de la educación musical en España en todo el siglo XX. Allí estaba, también, el testimonio de otra valiente que dijo lo que todos callaban y que también nos ha dejado, la pianista y pedagoga Almudena Cano (ver artículo). Como primer director de Doce Notas me siento orgulloso de aquellos años de coraje, defendiendo lo evidente prácticamente en solitario, y sonreiría gustoso ante la memez de merecer el calificativo de ‘underground’ por ello si no fuera por la enormidad de la pena que me embarga, que nos embarga a todos los que amamos la música ante esta desaparición. Sin duda, el siglo XXI no ha cesado de mostrarnos los peores colores sin haber llegado a cumplir su primera decena.
Descansa, Elisa, en paz, por supuesto, te lo has ganado de sobra. Seguiremos, según tu ejemplo, edificando la coherencia y la sensatez en la educación musical de nuestro país.”

Anuncios